27 años de Unifer

Este mes de septiembre Unifer cumple 27 años de ser parte importante del mercado de la construcción a nivel nacional, consolidándose como una de las empresas líderes en la industria de materiales para la construcción. Este año recordamos cómo nuestra empresa surgió desde el apoyo y el incansable trabajo familiar, planteándose como objetivo asistir y asesorar al constructor ecuatoriano en sus proyectos.

El arquitecto Luis Trávez, Presidente de Unifer, rememora cómo la unión familiar fue un elemento fundamental para que la empresa se apuntale, afirmándose como un ejemplo de voluntad e ímpetu para todos quienes son parte de ella.

Luis-1

“Nuestro Padre Heriberto Trávez decidió cambiar los negocios agrícolas por los de la ferretería porque sus hijos menores habían estudiado profesiones en contabilidad, economía, arquitectura y me imagino que quería aprovechar de sus conocimientos y apoyarlos creando una fuente mejor de trabajo.

El país pasaba por una época de cambio, el estilo de vida iba mejorando y los sistemas constructivos cambiaban también, aparecía el hormigón, el hierro estructural, el bloque prensado, el cemento, que iban reemplazando al ladrillo, la cal y la madera. Iban apareciendo algunos negocios de venta de materiales de construcción que progresaban rápidamente.

Creo que por estos motivos tomó el riesgo de incursionar en esta nueva actividad en la que se fueron involucrando sus hijos y nietos. La primera ferretería, que se llamó Ferretería El Batán, la puso en la Av. 6 de diciembre, en el partidero a Tumbaco – la ciudad crecía hacia allá- por el año de 1967.

Después de 21 años varios de sus hijos habían incursionado también en el mismo negocio, inclusive sus nietos mayores tomaban las riendas de algunos de los almacenes que se habían establecido. Fueron dos de ellos, Patricio Orbea Trávez y Nicolás Trávez Navas, quienes tuvieron la idea de crear una Empresa que aglutine los locales existentes bajo procesos uniformes, por esos motivos se acordó que la empresa se llame UNIFER, Unión Ferretera y desde ese momento se ha constituido no solamente en el motivo de unión de los negocios, sino también y principalmente de toda la familia.

La convicción y confianza que la familia tenía en las ventajas del proyecto y la fuerte unidad familiar ayudaron a consolidar la realización de la idea y a sortear las dificultades que siempre existen en los grandes propósitos. Esto ha servido también para que nuestra empresa alcance a convertirse en ejemplo de alianzas semejantes y líder del mercado ferretero. Hoy Unifer cuenta con la confianza y el respaldo de la mayoría de empresas constructoras de la provincia y el país.

Con la fusión que se produjo el año anterior el ambiente laboral de Unifer ha sufrido modificaciones positivas en la unidad familiar, que se las está trasladando a los niveles de dirección y administración, y esperamos poderlas transmitir a los niveles operativos. Aspiramos que muy pronto Unifer sea considerado un lugar preferente para trabajar, tanto por nuestros familiares como por nuestros empleados y colaboradores.

Ahora, luego de 27 años como Unifer y de 48 años como ferreteros regresamos a ver nuestros inicios y vemos con nostalgia cómo el tiempo se ha ido, sin embargo, como familia nos queda la satisfacción del deber cumplido y un sentimiento fuerte de agradecimiento a nuestro padre y a todos quienes han unido su hombro, para que esta tarea la hayamos podido realizar bien.”

Deja una respuesta